miércoles, 18 de noviembre de 2009

MEDIOMETRAJE: La vitrina de Laura (Clasif A., Drama familiar, 18 min)

La vitrina de Laura

Este guión esta debidamente registrado y protegido por las leyes de Derechos de Autor.
Para su explotacion comercial es necesario contar con la autorización expresa de su autor.


GUIÓN ORIGINAL:
LUIS FERNANDO GALLARDO LEÓN
 
_________________________________________________________________________________
 
 
INTERIOR. SALA COMEDOR RUÍZ. MEDIODÍA.

Música inicial. En la vitrina hay diversos objetos, la cámara pasea lentamente por algunos de los objetos más particulares, en los que están inscritos los créditos de la película, incluyendo el título. Se detallan fotos de LAURITA en gran cantidad, a través del tiempo, trabajos infantiles, figuritas de cerámica, imágenes religiosas, medicamentos y otros objetos. Mientras que escuchamos en off a LAURA y a LAURITA.

Se refleja a través de la vitrina la llegada de LAURA, mujer de 45 años, con un vestido beige sastre. Se escucha como golpea una puerta.

LAURA (OFF)
Nenita, soy mami, ábreme...

INTERIOR. HABITACIÓN LAURITA. MEDIODÍA.

Un par de manos escriben en una libreta son las manos de LAURITA, joven delgada de 22 años, vestida de punk, pantalón de mezclilla roto y pintarrajeado, blusa negra desgastada, traslúcida, top negro de piel con puntas brillantes. Cuando se escucha la voz de LAURA, deja de escribir dudando.

LAURA (OFF)
Tengo una sorpresa para ti.

Finalmente LAURITA se levanta, por un espejo la vemos vestida de manera punk. Las manos de LAURITA quitan un seguro a la puerta donde vemos que entran las manos de LAURA, sosteniendo una caja sin envolver.

LAURA (OFF)
¡Mira lo que te compré, mi cielo! ¡Ábrelo, qué esperas!

Las manos de LAURITA abren la caja sin entusiasmo, dentro hay un vestido convencional beige sastre, que LAURITA apenas toma de los tirantes, dejándolo caer casi de inmediato junto con la tapa.

LAURITA (OFF)
Mamá...

LAURA abre la caja inmediatamente y toma el vestido al tiempo que dice.

LAURA (OFF)
¿No te gusto corazón? ¡Pruébatelo, vas a ver que
se te ve muy bien!

LAURITA
No mamá...

LAURA toma la mano de LAURITA y la jala.

INTERIOR. RECÁMARA DE LAURA. MEDIODÍA.

LAURITA vestida de punqueta frente al espejo. Un segundo antes de que LAURA le encime el vestido. El vestido que le encima es muy parecido al que LAURA misma trae puesto.

VEMOS EL TÍTULO EN UNO DE LOS OBJETOS DE LA VITRINA.

Puede ser uno de esos letreros tallados en madera con letra manuscrita.
"La vitrina de Laura".

INTERIOR. SALA COMEDOR RUÍZ. ATARDECER.

Baja el volumen de la música hasta que es suplantado por la televisión, en la que suena un programa.

El reflejo de la vitrina proyecta la luz blanquecina del televisor. Testigo de los días, una muñeca de porcelana parece mirar desde la vitrina, la imagen familiar.

De espaldas, GERARDO hombre de 49 años, robusto, mira atentamente la televisión.

LAURA plancha con mucha pericia, en un burro pequeño y poco estorboso pero viejo, da algunas ojeadas a la televisión de vez en cuando.

INTERIOR. HABITACIÓN LAURITA. ANOCHECER.

LAURITA. La vemos a través del espejo con la cara recortada por la mitad, ella se acaricia el pecho y el bajo vientre insistentemente. Comienza a masturbarse. El cuarto de LAURITA está lleno de imágenes que reflejan su personalidad punk. En una pequeña grabadora suena una canción de rock, contrastante con la situación familiar.

LAURA (OFF):
Laurita, sírvele su café a tu padre...

LAURITA suspende su actividad.

INTERIOR. SALA COMEDOR RUÍZ. ANOCHECER.

LAURITA sirve el café a GERARDO, hombre de 49 años, robusto, vestido normalmente de traje gris con camisa blanca y camiseta de algodón, en la mesa lo
vemos únicamente con el pantalón y la camiseta de algodón.

GERARDO está sentado a la mesa del comedor pero de frente al televisor. LAURA sigue planchando con mucha paciencia.

LAURITA mira a su mamá fijamente y va hacia su cuarto.

LAURA la mira a los ojos y mira a GERARDO pero sigue trabajando en planchar un pantalón meticulosamente.

INTERIOR. HABITACIÓN LAURITA. ANOCHECER.

LAURITA cierra la puerta de su cuarto con llave y sube el volumen de la música.

INTERIOR. SALA COMEDOR RUÍZ. DÍA.

LAURA mira el televisor, recostada en el sofá largo de la sala. LAURITA ésta terminando de merendar, sumida en sus pensamientos. Entran los comerciales en la televisión.

LAURA:
¿Hija ya terminaste?

LAURITA afirma con la cabeza.

LAURA
Es que me duele mucho la espalda hija...

LAURITA indiferente y con fastidio.

LAURA
¿Me sobas?

LAURITA no contesta.

LAURA
¿Sí, mi amor?

LAURITA se levanta y se coloca a espaldas de su madre mientras comienza a sobarle la espalda, LAURA se relaja con gran placer.

Por la televisión suena como incia la telenovela, mientras vemos a LAURITA ensimismada y a LAURA concentrada en la televisión.

EXTERIOR. UNIDAD HABITACIONAL. NOCHE.

No hay un alma en las calles. Atraviesa la avenida algún perro vagabundo en busca de comida, los neones con su amarilla y pálida luz desiluminan la grisácea y áspera acera, y la figura monocorde de los edificios alineados permanece en sombra absoluta.

INTERIOR. RECÁMARA DE LOS RUIZ. NOCHE.

GERARDO ronca rítmicamente y a pierna suelta, en la cama. Y junto a él solo los pliegues de un cuerpo vacío.

SALA-COMEDOR RUÍZ. NOCHE.

LAURA en su camisón de noche, espera asomada por la ventana, el rostro de LAURA revela gran preocupación tiene el rosario entre las manos. La luz de la veladora que no lleva ni la cuarta parte de consumo, titila débilmente dando una ligera aura rojiza a la habitación, aunque el rostro de LAURA se ve pálido por el efecto de una brillante luz blanca de un farol exterior.

LAURA enciende una veladora. Y coloca la foto de Laurita junto a San Judas.
LAURA comienza a rezar con devoción. Suena el teléfono, LAURA interrumpe su oración inmediatamente para contestar.

LAURA
¿Bueno? !Laura¡ (AL TELÉFONO) ¿Laura, ya
viste que horas son? Me tienes con el alma en
un hilo, hasta se me bajo la presión hija. ¿Por
qué no me avisas, hija?

LAURITA (OFF)
Mamá pero si te dije que llegaba a las once y
Media y apenas son quince minutos de retraso.

LAURA
Hay hija en un instante pueden suceder
muchas cosas, yo me imagino lo peor...
¿Dónde estas para ir por ti?

Laurita se ríe.

EXTERIOR. TELÉFONO PÚBLICO. NOCHE.

LAURA ésta con una bandita de MUCHACHOS punquetos, agarrada del teléfono público.

LAURITA
Ya no voy a regresar...

LAURA (OFF)
No juegues conmigo Laura Alejandra.

LAURITA cuelga el teléfono. Una mano con guante de picos metálicos toma la mano de LAURITA.

INTERIOR. SALA COMEDOR RUIZ. NOCHE.

LAURA no acepta la noticia con facilidad.

LAURA
¡Laura! (GRITA)

LAURA revienta el rosario que trae entre las manos. El altar titila a la luz de la veladora que crea un halo solar sobre el enyesado techo.

Una libreta de direcciones es extraída de un cajón, envuelta en una caja, casi nueva. Mientras las hojas se suceden notamos que muestra un orden casi perfecto, limpieza y buena letra. Se detiene en un separador que indica: "LAURITA Amigos y Conocidos".

LAURA toma el teléfono. Y comienza a marcar.

LAURA
Buenas noches, perdón que lo moleste a esta
Hora, pero es que tengo mucha Preocupación,
estoy buscando a mi hija que anda perdida...

Se sobreponen a la voz el marcar del teléfono una y otra vez, el dedo que señala un teléfono distinto, las hojas de la libreta dan vuelta una y otra vez. Y de vez en vez el rostro de LAURA.

LAURA
Bueno, perdón que lo molesta a esta
Horas de la noche...

LAURA
Estoy buscando a mi hija, Laurita, yo soy su
mamá... Su hijo va a la misma escuela que ella...

LAURA
De veras que no termina uno de pagar con
Estos hijos que Dios nos da...

El reloj, marca las tres de la mañana. Vemos a LAURA.


LAURA (Lloriqueando)
No encuentro a mi hija, estoy desesperada...

TELÉFONO (OFF)
¿Señora ya vio que hora es?

LAURA
Compréndame por favor, usted es padre
de familia, que haría usted si perdiera a un
hijo (CUELGAN EL TELÉFONO) Bueno, bueno...

Cierra la libreta de teléfonos y direcciones. Y en vano busca más papeles. No se rinde, va hasta la habitación de su hija decidida a todo.

INTERIOR. HABITACIÓN LAURITA. NOCHE.

La puerta está cerrada con llave. LAURA con desesperación comienza a forcejear con la puerta hasta que logra forzar la chapa. Haciendo mucho ruido.

INTERIOR. SALA-COMEDOR RUÍZ. NOCHE.

GERARDO se revuelve un poco, como a punto de despertar, pero se acomoda la almohada y sigue durmiendo.

INTERIOR. HABITACIÓN LAURITA. NOCHE.

LAURA de pie, en medio del cuarto de LAURITA mira desganadamente. Toma algunos papeles de aquí y de allá los lee y los tira a la basura. Comienza a escombrar el cuarto.

Enciende la grabadora y se escucha la música de LAURITA, LAURA la escucha un momento, mientras mira una foto de LAURITA de niña. LAURA se mira en el espejo del cuarto.

LAURA descubre una caja arrumbada, en dónde están guardadas las muñecas y los juguetes de la infancia de LAURITA, lo cual le trae viejos recuerdos. Comienza a sacarlas con cuidado, a arreglarles el cabello o el vestido mientras reprime al máximo las lágrimas.

Entre la basura que vacía de un bote, descubre el vestido que acaba de regalarle a su hija.

LAURA descubre el diario de LAURITA escondido bajo la cama en una caja de zapatos, junto con unas fotos y papeles. Entre los papeles descubre un teléfono tras la foto de un muchacho de facha punk con el nombre escrito de JACK. LAURA lo guarda en el bolsillo de su bata. En el reloj de LAURITA ya son las cuatro de la mañana. LAURA se recuesta en la cama abre el diario de LAURITA y comienza a hojearlo. LAURA lee en voz alta, aunque suena la voz de su hija...

Finalmente LAURA selecciona las hojas, dando vueltas y vueltas al diario.

LAURITA (OFF)
Hoy hablé mucho con Miguel, le platique mis
problemas con mi madre y me puso a leer un
cuento de un tal Gibran Jalil, "Las
Sonámbulas". Se lo pedí prestado y lo copie...

POETA (OFF)
En mi villa natal había una madre y una hija que
Andaban mientras dormían.

Seguimos la escritura manuscrita.

INTERIOR. SALA COMEDOR. NOCHE.

Vemos a LAURITA y a LAURA caminando de noche, cada una en un espacio diferente hasta que se enfrentan sin verse, ni tocarse.

POETA (OFF)
Una noche, mientras el silencio envolvía la
tierra, la Madre y la Hija iban andando dormidas
hasta que se encontraron en su jardín oculto
por la niebla. La madre habló primero:

Vemos a LAURA en primer plano y a LAURITA en perspectiva.

LAURA
¡Por fin, enemiga mía; por fin puedo decírtelo!
¡Tu has destruido mi juventud y has construido
tu vida sobre las ruinas de la mía! Si pudiera,
¡me gustaría matarte!

POETA
Y la hija contestó:

Vemos a LAURITA en primer plano y a LAURA en perspectiva.

LAURITA
¡Oh, mujer odiosa! ¡Eres egoísta y vieja!
¡Te interpones entre mi libertad y mi yo!
¡Querrías que mi vida no fuera más que un
eco de tu vida marchita! ¡Me gustaría verte
muerta!

POETA
En aquel momento cantó el gallo, y las dos
Mujeres se despertaron.

Las dos comparten un espacio próximo.

LAURA
¿Eres tú amor mío?

POETA
Dijo la madre cariñosa.

LAURITA
Sí, soy yo, madre querida.


INTERIOR. HABITACIÓN LAURITA. NOCHE.

Seguimos la escritura a la luz de la lámpara.

POETA
Replicó la hija...

LAURA
...con idéntico amor...

LAURA aleja el diario pensativa.

Luego sigue leyendo, mientras pasa el tiempo, hasta que... Suena el reloj despertador.

INTERIOR. SALA COMEDOR RUIZ. DÍA.

GERARDO ésta sentado en la mesa del comedor esperando el desayuno que ya trae LAURA entre las manos.

PARTE IMAGINARIA

Mientras LAURA le sirve el plato en la mesa le dice a su marido:

LAURA
Gerardo... Laurita se fue de la casa.

GERARDO comienza a comer su desayuno, sin expresión en el rostro. LAURA estalla en llanto.

INTERIOR. SALA COMEDOR RUIZ. DÍA.

PARTE REAL

Se repite la acción anterior en el mismo punto pero LAURA con su rostro inexpresivo sirve el desayuno sin pronunciar palabra.

GERARDO
Trae un ruido muy raro el coche, lo voy a tener
Que llevar al taller.

GERARDO mira a LAURA con firmeza, LAURA le aproxima la sal.

GERARDO
Puede ser la máquina, aunque esos autos
Tienen muy buena máquina, cuantas veces
No salimos a carretera...

GERARDO vuelve a mirar a LAURA que reacciona y le aproxima el azúcar.

GERARDO
Aún así espero que tengan el coche listo para
el fin de semana...

GERARDO termina su desayuno, con mucho cuidado se levanta de la mesa, observa que su ropa no tenga ni una arruga, la sacude un poco, se coloca su saco, saca la cartera, toma un billete de cien pesos y lo pone en la mesa.

Mira a LAURA fijamente, LAURA comienza a recoger la mesa. GERARDO le da un beso a LAURA en la mejilla y se dirige a la puerta con lentitud. LAURA suelta todo lo que trae entre las manos y mira a GERARDO.

LAURA
Laurita... (PAUSA) ...tiene muchos problemas
En su escuela... Creó que se ésta rodeando de
malas influencias.

LAURA mira salir a GERARDO. Queda sola en el comedor.

INTERIOR. SALA COMEDOR. DÍA.

Descubrimos poco a poco a LAURA. Al mismo tiempo tenemos imágenes fragmentarias de la sala.

LAURITA (OFF)
Quisiera hacer el amor volando, sentir el aire
Que me abraza y sus labios que recorren los
Rincones de mi cuerpo. Que la punta de su
Lengua tome por sorpresa mis pechos
Excitados, mientras sus manos se deslizan
Por mis...

Descubrimos que LAURA sigue leyendo el diario de LAURITA, en ese instante la interrumpe el teléfono. LAURA cierra el diario y corre a contestar.




LAURA:
¡Bueno!... No, aquí no vive, es número
equivocado.

LAURA cuelga el teléfono. Esta un momento con la mano en el teléfono y se decide a marcar. Saca la foto del muchacho con la que separa la hoja de lectura del diario de LAURITA y le da la vuelta, en dónde se encuentra el teléfono.

El teléfono suena varias veces, tantas que parece vano.

LAURA no se decide a colgar. Finalmente la comunicación se corta.

Cuelga y vuelve a marcar, para de nuevo esperar pacientemente detrás de la bocina, vuelve a colgar el teléfono.

Y vuelve a marcar, suena nuevamente la bocina, ésta vez si contestan detrás del auricular.

JACK (TELÉFONO OFF)
Bueno... bueno...

LAURA no puede hablar, ésta envuelta en llanto.

INTERIOR. DEPARTAMENTO DE JACK. DÍA.

JACK, hombre de 43 años, que sale de la ducha con una toalla sencilla cubriéndolo de la cintura para abajo, tatuado de todo el cuerpo, contesta el teléfono, escucha el llanto de una mujer.

JACK
¡Maldita Perra, ya déjame en paz!

LAURA (OFF)
Bueno... habla la señora Martínez...

JACK
¿Quién?

LAURA (OFF)
Habla la señora Martínez

JACK
Ay güey, digo... discúlpeme, es que habló en
Mal momento doña...

INTERIOR. SALA COMEDOR. DÍA.

LAURA controla el llanto lo más que puede.

LAURA
¿Usted es Jack?

JACK (OFF)
El mesmo que viste y calza, ¿Pa' qué soy
bueno?

LAURA
Estoy buscando a mi hija, Jack, de casualidad
No ésta contigo

JACK (OFF)
Yo vivo de a solapa, doña, pero a lo mejor la
Conozco ¿Cómo dice que se llama su chipote?

LAURA
Laura. (PAUSA) ¿la conoces?

INTERIOR. DEPARTAMENTO DE JACK. DÍA.

JACK se seca el cuerpo y explora sus orificios faciales.

JACK
Conozco a un chingo de gente, doña, y no
recuerdo a ninguna Laura, a ver déjeme ver
mi agenda...

JACK le da vuelta a una caja de cereal donde se ven apuntes con marcador.

JACK
Ah si, ayer vino una Laura, venía con el "perro"

LAURA
Mi hija no tiene perro.

JACK
No, amiga, me refiero a su peor es nada, así
le dicen, "el perro", es chido cuate, ella vino
porque quería un tatuaje en las pechugas...

INTERIOR. SALA COMEDOR. DÍA.

LAURA escandalizada, se pega el teléfono al oído como si no oyera bien.

LAURA
¡Un tatuaje! ¡Dios Mío!

JACK
Si señora, y uno muy feo, por cierto, su hija
Tiene mal gusto, ¡Pero que cosotas tiene señora!

LAURA se muestra ligeramente ofendida.

LAURA
¡Óyeme!


JACK
Perdón, creo que la calabacie, pero no se
Ofenda, ¿A poco no le gusta que le chuleen a
su hija?

INTERIOR. DEPARTAMENTO JACK. DÍA.

JACK se seca los pies con su toalla mientras sostiene el teléfono con los hombros.

LAURA
¿Dónde los puedo encontrar?

JACK
No se me erice doña, no se me erice,
'el perro' vive en la calle de Luna 23, ahí donde
se reúnen los yonkis.

JACK se saca una cerveza de entre las piernas.



INTERIOR. SALA COMEDOR. DÍA.

LAURA anota en su libreta, "Los Jonics".

LAURA
Los Jonics... ¡Gracias!

JACK
Por nada señora, aquí estamos para servirle,
Por cierto a usted no le interesaría hacerse un
Tatuaje en las tetonas...

LAURA cuelga el teléfono inmediatamente.

LAURA
Barbajan.

EXTERIOR. CALLE DE LA ZONA DE LOS RUIZ. DÍA.

LAURA espera pacientemente, en la calle de Luna, ver a su hija, escondida tras la curva de una esquina, de pronto sale de la esquina opuesta LAURITA, aunque se le reconoce sólo de espaldas. LAURA sin perder un segundo corre tras ella tratando de alcanzarla, pero LAURITA camina con velocidad. Atraviesa una calle y dobla una esquina, es donde LAURA la alcanza, la toma del hombro gritando casi:

LAURA
¡Hija!

Pero el rostro que voltea no es el de su hija sino el de una TEPOROCHITA, mujer joven de unos 22 años, vestida con ropa similar a la de LAURITA pero roida por la vida miserable y la calle, la TEPOROCHITA se parece mucho a LAURA por la espalda, pero que de frente no tiene ningún parecido. La TEPOROCHITA voltea sorprendida y grita arremedando a LAURA.

TEPOROCHITA:
¡Mamita!

LAURA se asusta y su primera reacción, además de ponerse pálida es la de disculparse y tratar de alejarse, pero tan impresionada que camina hacia atrás.

La TEPOROCHITA aprovecha para cotorreársela.

TEPOROCHITA
No me quieres dar pecho mamita...

LAURA se tropieza, y la TEPOROCHITA muerta de risa, la ayuda a levantarse, mientras se limpia los mocos con la manga de su camisa.

TEPOROCHITA
¿Qué paso mami? ¿Tu cuantas te has tomado...

LAURA se incorpora pero no puede caminar bien, pues se torció muy fuerte el tobillo así que por más que trata de librarse de la TEPOROCHITA, no lo consigue, la TEPOROCHITA, la ayuda a caminar.

TEPOROCHITA
Híjole mami, ya te amolaste la pata,

LAURA
¡Yo no soy tu madre!

TEPOROCHITA
Es que cuando lo dijiste, mami, como que te
salió de aquí, de las entrañas...

LAURA se queja y se apoya contra la pared.

LAURA
Ay, Dios mío...

TEPOROCHITA
Dale un traguito y vas a ver que se te pasa...

LAURA
No gracias

TEPOROCHITA
Bueno, yo voy por las dos...

La TEPOROCHITA le da un buen trago a su gastada botella que parece más bien de Cloralex que de alcohol.

LAURA
¿Vives aquí?

TEPOROCHITA
No mamita, yo vivo en las Lomas...
...en esas de tierra que ves Ahí...

LAURA
De casualidad no has visto a una muchacha
llamada Laura...

La TEPOROCHITA responde con rostro malicioso.

TEPOROCHITA
Ese choro no te va a salir gratis, mamita...
¡Yo quiero mi domingo!

LAURA
¿Cuánto quieres?

La TEPOROCHITA se ríe.

TEPOROCHITA
Con cien pesos me conformo...

LAURA la mira, duda y le dá los cien pesos, luego en una hoja apunta su teléfono y se lo dá. La TEPOROCHITA lo revisa con cuidado.

TEPOROCHITA
¿Cómo te llamas mamita?

LAURA
Laura...

La TEPOROCHITA se comienza a reir y guarda el dinero en un saquito muy especial que trae con ella, y mete el papelito en otra bolsa.

LAURA
Bueno, me vas decir o no...

TEPOROCHITA
¿Qué?

LAURA
Lo que te pregunté...

TEPOROCHITA
Ah, si...

La TEPOROCHITA se queda pensando.

TEPOROCHITA
¿Qué?

LAURA
Una muchacha que se llama Laura

TEPOROCHITA
¿Cómo es?

LAURA
Delgada, de cabello largo, castaño,
ojos negros...

TEPOROCHITA
Ah...Mmh.

La TEPOROCHITA se queda pensando de nuevo.

TEPOROCHITA
No mamita... Fíjate que no...

LAURA la mira algo consternada, después del reposo y con todo el dolor, se aleja de prisa.

TEPOROCHITA
Pero voy a estar muy abusada, muy muy
Abusada,

LAURA se aleja, por la calle sin mirar atrás.

TEPOROCHITA
Puedes venir a visitarme cuando quieras, ya sabes
Que ésta es tu casa...

Antes de doblar la esquina, LAURA la mira de nuevo, consternada. La TEPOROCHITA le sonríe.

LAURA imagina a LAURITA sonriendo. Horrorizada, se va.

INTERIOR. SALA COMEDOR RUIZ. TARDE.

LAURA sumerge su pie en agua con hielo. Pero el agua esta muy helada y no soporta el dolor. Saca su pie casi inmediatamente. Se duele. Se recarga en el
cojín del sillón. De pronto se le ve ensimismada.

INTERIOR. SALA COMEDOR RUIZ. DÍA. FLASH BACK.

LAURITA saca el pie de su madre del agua, lo seca con una toalla, y con una pomada comienza a untarlo y a sobarlo. LAURITA le sonríe a su madre. Pero LAURA se deshace en lágrimas.

INTERIOR. SALA COMEDOR RUIZ. TARDE.

LAURA llora. Sola y en silencio en la Sala Comedor de su casa.

ELIPSIS.

LAURA más tranquila, pone algo de música en su consola. Música de su gusto. Se recuesta en el brazo del sillón, y comienza a quedarse dormida.

SECUENCIA ONÍRICA.

EXTERIOR. CALLE X. ATARDECER.

La MUJER da vuelta a la bolsa y todo su contenido cae al suelo, se agacha a recogerlo, los pasos aumentan, el tacón de la zapatilla de punta pisa su mano. La MUJER trata de morder la pierna, pero recibe un puntapie en la cara.

ELLA grita. ¡Tu la mataste! La mano sangra al momento en que se da cuenta de que ALGUIEN le quiere arrebatar su bolsa. Grita, "¡No!"

Suena un despertador con mucha fuerza.

INTERIOR. SALA COMEDOR. ATARDECER.

LAURA abre los ojos, va hacia las cortinas y las cierra, después de asomarse por la ventana.

INTERIOR EXTERIOR. PAISAJE URBANO. ATARDECER.

El día tiene un aspecto aterrador. Rojizo.

INTERIOR. SALA COMEDOR. ATARDECER.

Todo parece muy grande, inaccesible. LAURA comienza a llorar.

FIN. SECUENCIA ONÍRICA.

INTERIOR. SALA COMEDOR RUIZ. TARDE.

LAURA despierta casi es de noche, apenas entra luz al departamento, sin reconocer bien el espacio, su rostro permanece lleno de lágrimas, LAURA se sienta en el sillón, y sumerge su rostro entre las manos.

INTERIOR. SALA COMEDOR RUIZ. MAÑANA.

GERARDO termina su ración de huevos fritos. LAURA mira su café al que no deja de dar vueltas con la cuchara.

GERARDO
Me robaron la engrapadora, tenía mi
nombre rotulado en la parte de atrás.
Ese tipo de detalles se toman
muy en cuenta, nunca se sabe cuando
te van a quitar un incentivo...

GERARDO se coloca la corbata, toma el portafolios, le da un beso a LAURA en la mejilla y camina hacia la puerta. LAURA lo detiene con la voz.

LAURA
Gerardo...

GERARDO se detiene y la mira, parece ponerle atención.

LAURA
(SUSURRANDO) Laurita...

GERARDO entra al departamento, camina hacia la mesa frente a LAURA y hace un movimiento extraño.
GERARDO
Olvide ponerme los zapatos, ¿Puedes creerlo?
Con razón me roban las cosas?

GERARDO se pone los zapatos, y finalmente sale del departamento. LAURA queda sola en el departamento, sorbe un trago del café al que daba vueltas con la cuchara. Las manos le tiemblan...

INTERIOR. SALA COMEDOR RUIZ. DÍA.

LAURA limpia la vitrina, todos los objetos se arremolinan en la mesa, principalmente las fotografías de LAURITA y sus juguetes infantiles. Comienza a sonar el teléfono, LAURA que tiene las manos ocupadas limpiando una botella de alcohol que se escondía en un rincón de la vitrina, se deshace de lo que trae entre manos con velocidad y corre a contestar.

LAURA
¡Bueno!

LAURA
Sí...

LAURA
¿Dónde?

LAURA cuelga inmediatamente el teléfono. Vemos la puerta cerrarse tras de LAURA que sale corriendo del apartamento.

EXTERIOR. CALLES. DÍA.

LAURA corre precipitadamente por las calles, cojeando, a pesar de los perros que ladran y de la gente que se atraviesa en su camino.

EXTERIOR. PARQUE DEL PERIFÉRICO. DÍA.

LAURA llega hasta un parque cercado y alcanza a ver como su hija camina hacia la entrada del metro. Antes de que logre alcanzarla se tuerce de nuevo el pie. Grita.

LAURA
¡Laurita!

LAURITA que anda con otros MUCHACHOS punk, voltea sorprendida. Se separa del grupo y regresa hasta donde ésta su mamá.

LAURITA
Mamá, ¿qué estas haciendo?

LAURA la mira con lágrimas en los ojos, se aferra a ella, y comienza a sollozar.

LAURITA
Mamá, ¡Suéltame!

LAURITA se quita de encima a su madre, que apenas puede hablar.

LAURA
¡Regresa hija por favor...!

LAURITA se impacienta.

LAURITA
Nunca nos vamos a entender mamá...

Los amigos de LAURITA comienzan a chiflar.

LAURITA echa a correr. LAURA trata de alcanzarla de nuevo, pero no puede ni caminar de que tiene torcido el pie. Grita de nuevo...

LAURA
¡Laurita! ¡Ya sabes donde esta tu casa! ¡Vuelve
Cuando quieras! ¡Regresa cuando quieras!
(APARTE) ...hija...

LAURA se sienta en las bancas de cemento.

EXTERIOR. CALLE DE LA ZONA DE LOS RUIZ. TARDE.

LAURA llega a la esquina donde conoció a la TEPOROCHITA, pero no la encuentra, camina hacia donde están los TEPOROCHOS. Que la miran con mucho interés.

LAURA sale corriendo del lugar, los TEPOROCHOS se le quedan viendo.

INTERIOR. SALA COMEDOR RUIZ. ATARDECER.

LAURA sentada en una silla del comedor, frente a la mesa llena de fotografías de LAURITA y de ella, llena de muñecas y recuerdos. Toma la botella que se ocultaba en la vitrina y se sirve en un vaso. Lo tiene entre las manos y lo mira fijamente.

PARTE IMAGINARIA

GERARDO aparece y la mira. LAURA le dice.

LAURA
Laurita se fue...

GERARDO la mira, con la misma mirada de siempre.

GERARDO
Es tu culpa Laura, es tu culpa...

GERARDO se queda de pie mirándola.

PARTE REAL

LAURA vuelve a mirar el vaso lleno de alcohol, el lugar donde estaba GERARDO ésta vacío.

LAURA revuelve el vaso y con seguridad lo vacía de un trago, sirve otra copa. En la solitaria sala comedor LAURA queda sola con la botella como única compañera.

CORREN CRÉDITOS FINALES.

1 comentario:

  1. hola buen dia
    es muy interesante la historia...mira te cuento soy actor y estoy mirando la posibilidad de producir un guion me prestan todo el equipo tecnico y con un grupo de amigos actores queremos producir algo...pero no tenemos guion ni tampoco recursos economicos ya que desde la parte de produccion trabajamso solo por amor al arte y con intencion de darnos a conocer.....me inetresa tu guion pero me gustaria saber si fuese posible autorizarnos producirlo..........

    ResponderEliminar